Cargando...

La importancia del postureo en el pádel

25 Jan 2017 - Arturo (Albacete)

Bela

Hola, mi nombre es Arturo, soy un aficionado al pádel de nivel medio. Mi relación con el deporte del pádel comenzó hace ya algunos años, empecé a jugar por pura diversión con amigos, por aquellos entonces ni se nos pasaba por la cabeza dar clases de pádel, era sólo un hobby para compartir con amigos. Siempre que salía el tema, nos decían que era muy importante empezar con una buena base de clases, para no coger vicios, pero eso a nosotros no nos importaba...

Hasta que a uno le pica el gusanillo de los torneos y mixings... Ya no importa sólo divertirse con los amigos, ya empieza a interesar ganar y uno se da cuenta de muchas carencias que están desde esa base, esos vicios sin resolver y que ahora son mucho más difíciles de quitar. Para mí uno de los principales es mi ausencia de postureo. En el buen sentido del mismo.

Siempre he sido algo tímido, e instintivamente quería pasar desapercibido dentro de la pista en torneos, no me gustaba que la gente de fuera se quedara mirando mi juego, eso sin querer lleva a golpes cortos donde el movimiento del brazo y cuerpo es cortado justo después del golpeo, sin finalizar, sin fluir, lleva a nerviosismo y 'atropellamiento' a la hora de golpear, lleva en definitiva a golpes deficientes.

Por aquellos entonces veía jugar a los que ganaban y me parecían unos chulos, el mal llamado postureo hacía parecer que estaban más pendientes de que la gente les mirara, hacían el movimiento cargando el brazo desde atrás y llevándolo hasta el final, el brazo y cuerpo seguían el movimiento después de haber golpeado la bola, incluso con un leve chillido como los jugadores de tenis, el brazo con el que no golpeaban también seguía el movimiento, a todas luces era postureo, ¿o no?

Con el tiempo te das cuenta que ese postureo es necesario, esos buenos jugadores no están pendientes de que les miren, todo lo contrario, están pendientes del juego, pero ese mal llamado postureo hace que los golpes sean buenos, hace que el globo no se quede corto por ejemplo. Y sobre todo la ausencia de vergüenza a que les miren, es algo que ahora me parece súper importante. Cuando uno empieza un partido mal es muy difícil remontar, pero una de las razones es 'vaya, yo juego mucho mejor de lo que estoy haciendo, estoy quedando como un paquete delante de los que están mirando' y eso genera ansiedad. Cuando uno está seguro de sí mismo, esas opiniones no importan, y todo es más fácil. Es por eso que en pádel, aunque parezca raro, es mejor ser un chulo... La modestia para antes y después del partido, conversando con los rivales.

Y así me encuentro ahora, intentando copiar el postureo y chulería de los que ganan, pues te das cuenta que es necesario para jugar mejor.

Muchas gracias a PadelHD por dar voz a jugadores y aficionados como yo, que de otra forma no podrían llegar a tanta gente. Saludos desde Albacete. Enhorabuena por la iniciativa de las cámaras en los clubs ;) os deseo éxito.